El consumismo y el Black Friday

A propósito del Black Friday que aún estamos viviendo, pues ya no es Friday, sino Weekend, Week y vaya uno a saber si Month.

A propósito del Black Friday que aún estamos viviendo, pues ya no es Friday, sino WeekendWeek y vaya uno a saber si Month.

Este artículo de las Siete Polas nos habla sobre las compras ambientales y socialmente sostenibles. Compren claro, pero recuerden siempre que alguien está pagando lo que ustedes no pagan.

Si no saben quiénes son las Sietes Polas, no les explicaré quiénes son, pues están en redes sociales y tienen su propio sitio web, entren, chismoseen y si les gustan, léanlas, crean contenidos interesantes, como este en el cual les compartimos un extracto de lo que a La Lapita le compete. Ah! adicional en la fuente está el link del artículo, para que conozcan sobre las Siete Polas.

. Puede interesarte: Alquilar ropa así como alquilar autos

La primera recomendación es tan obvia que quizás muchos me tilden de estúpida: hay que parar de comprar. No comprar es una forma de resistencia y de ejercer el feminismo, el problema aquí es que es mucho más difícil de lo que parece. El Black Friday está en todas partes, basta con conectarse un par de segundos a alguna de nuestras redes para darnos cuenta de esto

Una implicación muy grande de esta primera recomendación es que dedicarnos a comprar marcas ambiental y socialmente sostenibles para sentirnos bien es un pajazo mental. Si tenemos que comprar algo siempre será mejor que busquemos estos lugares, claro, pero no estamos haciendo nada si estamos replicando nuestro comportamiento consumista en otra parte. Es mucho mejor abandonar este comportamiento del todo y así lo afirma la Rubia Inmoral en un episodio el excelente podcast Vida Real de Verónica Orozco. El episodio es sobre el concepto de slow fashion, el cual nos invita a disminuir las prendas que compramos más que a comprar prendas de marcas o almacenes sostenibles. Por eso es que ser feminista va más orientado a la disminución del consumo desenfrenado e imprudente que al consumo de marcas responsables.

. Puede interesarte: Alquilar ropa es fuerte en Estados Unidos

Otra cosa que me encanta de esta recomendación es que todos podemos convertirnos en consumidores más responsables porque todos estamos en la capacidad de disminuir lo que consumimos. Para ser más responsables no nos toca gastarnos más dinero (teniendo en cuenta que las marcas sostenibles, responsables y/o locales suelen ser más costosas), sino menos.

La segunda recomendación es que nos informemos. La misma pantalla que nos tortura y nos provoca con descuentos y promociones también nos ayuda a ser personas más informadas y conscientes. Cada quien decidirá qué tan profunda será su investigación, pero un primer paso es aprender a cuidar la ropa que ya tenemos para que esta dure más, porque la sostenibilidad es algo que podemos practicar no solo en el momento de la compra, también en el uso. También contamos con herramientas como Good on You para saber cómo están nuestras marcas favoritas en términos de impacto social y ambiental y otra posibilidad que tenemos es comprar ropa de segunda o participar en trueques (un sistema de intercambio alternativo al capitalismo que ha sido objeto de estudio de la antropología desde principios del siglo XX).

. Puede interesarte: Levi Strauss con cáñamo en sus jeans

No podemos cambiar nuestro comportamiento consumista en unos cuantos días, pero sí podemos reflexionar y buscar pequeñas victorias. Y algo que sí debemos entender es que el slow fashion (o la disminución del consumo) no es una tendencia pasajera y que en unos años estaremos hablando de algo más. Es una invitación a que participemos en una revolución muy profunda o en un cambio de paradigma. A veces es difícil imaginar que existe algo más allá de la realidad consumista y capitalista en la que vivimos (“Es más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo”, dijo Fredric Jameson), por eso debemos practicar nuestra capacidad de imaginar futuros alternativos, que es algo que ya están haciendo muchas universidades especializadas en diseño y en moda. Y el primer paso para todo esto siempre es cuestionar e incomodar.

Encuentra las últimas noticias de moda femenina en La Lapita.

Fuente: https://sietepolas.com/2019/11/27/guia-feminista-para-el-black-friday-y-el-consumismo/

4 comentarios de “El consumismo y el Black Friday

  1. Pingback: La gente que por ningún motivo compra ropa nueva

  2. Pingback: 👚 Gente que nunca compra ropa nueva y savan al planeta

  3. Pingback: 🦑🦑 Primer museo tributo a la vagina en el mundo

  4. Pingback: 👗 El negocio de alquilar ropa toma fuerza en Estados Unidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *